Cortaron dos orejas cada uno y Ponce también tocó pelo en el segundo de su lote